Todo lo que Debes Saber sobre los Problemas del Suelo Pélvico: Causas, Consecuencias y Tratamientos.

 In Artículos

Cuando hablamos del suelo pélvico nos referimos a un conjunto de músculos, ligamentos y tejidos ubicados en la parte inferior de la cavidad abdominal; cuya función principal es  la de sostener los órganos pélvicos (la vejiga, el útero y el recto), por otra parte, mantiene el control sobre la micción, la defecación y la función sexual. Los problemas del suelo pélvico son una preocupación que afecta a más del 20% de la población, tanto hombres como mujeres; ya que suelen afectar la calidad de vida de las personas y pueden acarrear problemas graves de salud. 

El debilitamiento del suelo pélvico puede manifestarse a través de una serie de síntomas, que pueden variar en gravedad de una persona a otra. Entre los Síntomas más significativos que pueden indicar un debilitamiento del suelo pélvico podemos mencionar:

 

  • Incontinencia Urinaria: es la pérdida involuntaria de orina al reír, toser, estornudar o realizar actividades físicas puede ser un signo de debilitamiento del suelo pélvico. Puede manifestarse como incontinencia de esfuerzo (pérdida de orina durante actividades físicas) o incontinencia de urgencia (deseo repentino e incontrolable de orinar).
  • Dolor Pélvico Crónico: El debilitamiento del suelo pélvico puede estar asociado con dolor persistente en la región pélvica, que puede variar en intensidad y ubicación.
  • Dificultad para Vaciar la Vejiga o el Recto: Un suelo pélvico debilitado puede dificultar la capacidad de vaciar completamente la vejiga o el recto, lo que puede provocar problemas como la retención urinaria o el estreñimiento crónico.
  • Prolapso de Órganos Pélvicos: El debilitamiento del suelo pélvico puede hacer que los órganos pélvicos (la vejiga, el útero o el recto) se desplacen de su posición normal y presionen contra la pared vaginal.
  • Disfunción Sexual: En algunos casos, el debilitamiento del suelo pélvico puede afectar la función sexual, provocando dolor durante las relaciones sexuales o dificultades para alcanzar el orgasmo.

 

Las Causas más comunes del debilitamiento del suelo pélvico son:

  • Embarazo y Parto: durante el embarazo, el peso del bebé ejerce presión sobre el suelo pélvico, lo que puede debilitar y estirar los músculos. El parto vaginal también puede causar daño al suelo pélvico debido al estiramiento y la presión durante el proceso de parto.
  • Ejercicio de Alto Impacto: Actividades como correr, saltar o levantar objetos pesados pueden ejercer presión sobre el suelo pélvico y causar daño si los músculos no están lo suficientemente fuertes para soportar esta carga.
  • Envejecimiento: Con el paso del tiempo, los músculos y tejidos del suelo pélvico tienden a debilitarse, lo que puede provocar problemas como incontinencia urinaria y prolapso de órganos pélvicos.
  • Obesidad: El sobrepeso puede aumentar la presión sobre el suelo pélvico, lo que contribuye al desarrollo de problemas como la incontinencia urinaria y el prolapso.
  • Factores Genéticos: Algunas mujeres pueden tener una predisposición genética a desarrollar problemas del suelo pélvico debido a la estructura y la fuerza de sus tejidos musculares.
  • Ciertas Intervenciones Quirúrgicas pueden afectar directamente la integridad del suelo pélvico.

 

Los problemas del suelo pélvico se pueden solucionar, por ello en Clínica Premium contamos con una Unidad de Suelo Pélvico que está formada por un equipo multidisciplinar de especialistas en urología, ginecología, cirugía general, fisioterapia y rehabilitación del suelo pélvico, asi como un equipo de urodinamia de última generación. Los tratamientos abarcan desde la  Fisioterapia Especializada, Técnicas de rehabilitación a opciones Quirúrgicas.

El debilitamiento del suelo pélvico se puede prevenir y con ello los problemas que acarrea. Con el fin de lograrlo, te sugerimos seguir estas recomendaciones:

  1. Mantener un Peso Saludable: Controlar el peso corporal puede reducir la presión sobre el suelo pélvico y prevenir problemas relacionados.
  2. Practicar Ejercicio Regularmente: Realizar actividades físicas que fortalezcan los músculos del suelo pélvico, como los ejercicios de Kegel, puede ayudar a prevenir la debilidad y el daño.
  3. Evitar el Estreñimiento: Mantener una dieta rica en fibra y beber suficiente agua puede prevenir el estreñimiento, que puede ejercer presión adicional sobre el suelo pélvico.
  4. Practicar Técnicas de Levantamiento Seguro: Al levantar objetos pesados, es importante utilizar la técnica adecuada para evitar sobrecargar los músculos del suelo pélvico.
  5. Buscar Atención Prenatal: Durante el embarazo, es importante recibir atención prenatal regular para monitorear la salud del suelo pélvico y tomar medidas preventivas si es necesario.

 

En resumen, los problemas del suelo pélvico en las mujeres pueden tener diversas causas, pero existen múltiples opciones de tratamiento y medidas preventivas disponibles. Es fundamental consultar a un profesional de la salud si se experimentan síntomas de problemas del suelo pélvico para recibir un diagnóstico adecuado y un plan de tratamiento personalizado.

Recommended Posts
CONSIGA 5€ DE DESCUENTO EN LA RENOVACIÓN DE SU CARNET DE CONDUCIR
RELLENE NUESTRO FORMULARIO Y RECIBA SU BONO REGALO
 

    RESPONSABLE: CLÍNICAS PREMIUM COSTA DEL SOL, S.L. | FINALIDAD PRINCIPAL: Envío de nuestros artículos del blog, así como el aviso de nuevas actividades, algunas de las cuales podrían ser de carácter comercial. | LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado. | DESTINATARIOS: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal | DERECHOS: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas. | INFORMACIÓN ADICIONAL: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad y el Aviso legal

    close-link
    PIDA CITA »
    X