mk_preloader_bar_color = "#111c4e", mk_preloader_logo = ""; var mk_header_parallax = false, mk_banner_parallax = false, mk_footer_parallax = false, mk_body_parallax = false, mk_no_more_posts = "No More Posts";

El implante capilar o transplante de cabello es un tratamiento de redistribución del cabello, es decir, la extracción del pelo de una zona donante (en cabeza o cuerpo) y la colocación en forma permanente en las zonas despobladas o de baja densidad de pelo en el cuero cabelludo.

El procedimiento restaura el cabello de forma permanente ya que los nuevos implantes son unidades foliculares completas con capacidad de crecimiento y que conservan las características que tenían en su lugar de origen. Este tratamiento se basa, por lo tanto, en la extracción de unas unidades foliculares con sus pelos de una zona donde no se van a caer y colocarlos, redistribuirlos, en las zonas descubiertas.

La cirugía de restauración capilar suele tardar un día completo y se realiza bajo anestesia local y sedación, aunque algunos casos pueden requerir anestesia general.

En esta cirugía, los folículos pilosos sanos se extraen de la parte posterior y / o en los lados de la cabeza, y se trasplantan a las áreas donde está ocurriendo la pérdida de cabello. El procedimiento de extracción de las unidades foliculares a implantar se puede realizar de dos formas diferentes: Técnica FUE : Unidad por unidad mediante extracción mecanizada o Técnica FUSS o FUT o FUG ( también conocida como técnica de la tira ) mediante la extracción de una tira de piel con folículos del cuero cabelludo. Cada una de las técnicas tiene una serie de ventajas respecto a la otra.

El número medio de injertos individuales necesarias depende del paciente; en cualquier lugar de 1.000 a 2.000 injertos que es posible en un día promedio de la cirugía. Si hacen falta más unidades se pueden realizar megasesiones o días consecutivos.

Su tiempo de recuperación dependerá de la extensión de la cirugía. La mayoría de los pacientes refieren dolor leve que normalmente no necesita de analgesia, y algo de edema ( hinchazon en la frente ); esto puede ser controlado con medicamentos recetados por su médico. Es común que los pelos de los folículos trasplantados se caigan en el primer mes y después vuelven a crecer. El resultado definitivo se empieza a ver a los 4 a 5 meses.

Las complicaciones con la cirugía de trasplante de cabello son relativamente poco comunes, el cuero cabelludo en una zona de alta resistencia a las infecciones y con un buen indice de cicatrización. En algunos casos si el resultado definitivo no ha sido el deseado por fallo en el crecimiento de los injertos se puede realizar una cirugía de seguimiento para corregir cicatrices o trasplantar más folículos para rellenar las áreas menos pobladas.

Como hemos mencionado, actualmente existen dos técnicas principales, basadas en los buenos resultados, para la realización de la extracción de las unidades foliculares.

Técnica de tira. (FUSS o FUT o FUG)

Es el Injerto de unidades foliculares.

El proceso consiste en extraer, mediante anestesia local y una pequeña cirugía, una tira de tejido de la parte posterior de la cabeza, de la que se extraerán los folículos del pelo de los donantes. Los folículos pilosos van a ser separados uno a uno por un equipo clínico experto antes de ser trasplantado de forma individual a las zonas receptoras.

En la mayoría de los casos, y especialmente los casos de pérdida de cabello avanzada, FUT es el método preferido ya que permite al médico para utilizar completamente el área del cuero cabelludo para obtener resultados consistentes con las expectativas del paciente. FUT normalmente permite el mayor número de injertos para ser trasplantado en una sola sesión. También permite rasurado solo de la franja de zona donante.

  • Mayor extracción de unidades foliculares.
  • Acorta tiempo de procedimiento
  • Se realiza bajo anestesia local
  • Pequeña Cicatríz.
  • Permite realizar el procedimiento sin rasurado previo

(FUE) extracción de unidades foliculares

Con este proceso, cada unidad folicular se retira de una en una desde la parte posterior y, a veces el lado del cuero cabelludo mediante “punchs” de 1 mm o menos. Mediante un sistema mecanizado se extrae toda la unidad folicular con sus pelos, dejando un pequeño agujero de ese tamaño que va a cicatrizar muy rápidamente.

Es una técnica mas meticulosa en la extracción, por lo que el número final de unidades foliculares extraídas suele ser algo menor que con la tira. Además conlleva una mayor duración de todo el proceso, pero no deja cicatriz visible en el tiempo. El paciente para realizar esta técnica debe tener un rasurado completo de toda la cabeza si se llevan a cabo procedimientos de más de 600 a 900 injertos.

  • Rápida recuperación
  • No existe postoperatorio
  • Sin cicatriz
  • Excelente para pequeños y medianos trasplantes
  • Se pueden hacer otras intervenciones al mismo paciente sin necesidad de esperar.
  • Se puede decidir el número exacto de folículos que se obtiedrán y/o implantarán.